Seleccionar página

Hijos de Dios

Mar 24, 2022Devocionales0 Comentarios

1° Juan 2:2-3

Por lo tanto, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Jesús, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de labios que confiesen su nombre.

En el mundo hay una actividad del enemigo de la verdad. Lo que debes saber es que las cosas ocurren de acuerdo al calendario del mesías Emanuel.

     Hoy día tú debes moverte de acuerdo a la revelación de la palabra de Dios. Hoy se nos presentan apariciones falsificadas, temporales, en el mundo que lo dominan. Tienen cómo objetivos conquistar el mundo, lo usarán para someter a los demás, usan una bandera blanca, estos traen en sus manos los terremotos alimentarios, los cuales comienzan a sentirse en el mundo, los dolores y el sufrimiento, los hombres sienten dolores cómo trabajo de parto, está abierta una fuente de dolor anunciando el fin, la actividad del enemigo de la verdad está presente, los precios suben, y estos los asocian al Desabastecimiento y no al pecado de la avaricia.

     La  desesperación será demasiado común entre la gente del mundo sus rostros lo afirman. Pero es algo que nosotros como creyentes jamás debemos sentir, pues no importa cuanta presión venga sobre el mundo, no importa cuán oscuras sean las circunstancias a nuestro alrededor, porque se ordenó a los cuatro caballos o manifestaciones: “no tocar el vino y no tocar  el aceite, no tocaras la alegría, el gozo de la Salvación de la Iglesia, no tocaras el Gran movimiento del Espíritu Santo que está en la Iglesia”, estos dos la mantendrán a salvo en tiempos de sufrimiento.  Sabemos que tenemos una esperanza firme en el Arrebatamiento  de la Iglesia por el  Señor Jesucristo.

     A veces olvidamos ese hecho. Tenemos nuestra atención en los sucesos de este mundo, este Suceso marcará la mayor noticia conocida, tu y yo estaremos en esa Gran noticia,  no debemos perder esa esperanza y cada día Predicar el Evangelio para que otros se salven ante que suceda el gran momento de la Iglesia. 

     No es para nosotros  vernos atrapados en la Gran desesperación de los dejados atrás. No debemos permitir que eso suceda, Santifícate.

     Si te sientes sin esperanza, quita tus ojos de este mundo y ponlos en la pronta respuesta de nuestra esperanza bendita (Rapto de la Iglesia). No solamente levantará tu espíritu, sino que la Biblia dice que también lo purificará. Hará que vivas rectamente, separado del pecado y del fracaso del mundo a tu alrededor. Te llevará al gozo y a la victoria de Dios. Bendiciones a las prudentes, tienes luz en tus manos, esto  te distingue como la Novia. Tiempos de Evangelizar y Discipular.

Compartir por

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese…